El sueño que no comprendes Gabriela

 

Cuando te encuentres sola en tu aposento
y escuches a alguien, pero no sabes quién,
no sientas miedo, son rumores del viento.
Son cosas que existen, pero que no se ven.



Tal vez una noche, en medio del hastío,
cuando te aferres a la esperanza con afán,
sentirás la corriente, igual que la del río,
que siempre está corriendo, pero que no se va.



Y, si ves algún día ese amor en tus sueños,
recordarás tu angustia como si fuera ayer.
Despertarás nerviosa al saber que es un sueño;
son cosas que has vivido, pero no pueden ser.



Yo sé que tú prefieres olvidar estas cosas,
acallar tus suspiros sin tener la razón.
Es igual que quisieras borrar tantas cosas,
cosas que son hermosas, como el jardín en flor.



Y una noche cualquiera soñarás que te has ido
y verás en cenizas las flores del jardín.
Despertarás muy triste, porque el tiempo y el olvido
son los únicos sueños que jamás tienen fin.

Autor Peter Bustamante

morf666@comcast.net



                          









DesingWebmasterSolgraficos
Set Exclusivo para Lina, prohibida su reproducción total o parcial
Enero 2009