Te echo en falta, amatxu... no te deja estar aquí, te ha castigado por mi culpa, tú, sólo me obedecías a mí. Yo, quise darte una alegría, era... el día del padre, tú, sólo sabías como se llamaba yo, quise que estuvieras con él. Sólo pensé en ti, no pensé las consecuencias, la alegría que te ví, sirvió para ti y para mí. Las dos, perdimos, no podemos estar juntas, tengo tus juguetes guardados, tus lazos, tu pijamita, tus zapatillas, todo... todo, lo tengo guardado en mi armario, lo miro y pienso: ¡ay mi niña! ¿cuándo la volveré a tener? te quiero mi niña, siento, no haber sido egoista, no sé si hice bien o mal, pero... conoces a tu papá. Él, no hizo ningún mal, sólo que la venganza entre mayores... es muy mala y, ella... Te hice fotografías, las miro y veo tu alegría de ese día mi tesoro... mi nieta... eres lo que más quiero, no te haría daño por nada del mundo. Tu mamá, tu amatxu dice que hice muy mal. Pido mil perdones, pero, las cosas de los mayores... no tienen porque pagar y cargar los hijos tú, no tienes la culpa de nada, no eres culpable, no pienses nunca eso, jamás lo pienses. Sólo tienen que darte cariño, amor, decirte la verdad y pensar en ti. no hacer daño a otras personas, tienen que darte amor, dejar que te quieran, tienen que darte amor, amor, que mereces a raudales, porque eres la persona, la princesa más buena del mundo. Todos te queremos, no lo olvides nunca, jamás dejaré de quererte, eres... mi niña, mi pequeña, mi reina, mi nieta a la que adoro. Te quiero mucho mi amor. un besito mi niña, te quiero con todas mis fuerzas. No me olvides... por favor. Tu abuelita. Autora: Lina





           




Imagen central: Création Tinnad
Adaptación: © Brisa Diseños - Agosto 2011